Edimburgo en Navidad

¿Quién querría ir a Edimburgo en Navidad, con el frío que hace?

Y es que hay quien dice que la mejor época para viajar a Edimburgo es el verano, por aquello de que se celebra el Festival… y por una parte, tiene razón pues durante ese mes de agosto la ciudad tiene un ambiente único.

Fuegos artificiales en Edimburgo

Fuegos artificiales en Calton Hill.
Fotografía: This is Edinburgh

Sin embargo, apenas tres meses después de que unos espectaculares fuegos artificiales pongan el broche final al Festival, cuando los carteles del Fringe ya están medio despegados de las paredes y los artistas han desaparecido de la Royal Mile, Edimburgo prepara otra gran celebración, casi tan grande como la primera: se trata, ni más ni menos, que de la Navidad.

El Hotel Balmoral en Navidad

Así luce el Hotel Balmoral en Navidad. br />Fotografía: Claire Knights

En Edimburgo y en Escocia en general, las Navidades tienen un carácter especialmente festivo: no es solo que la ciudad luzca más bonita (de lo habitual), es que se llena de eventos y actividades para todas las edades que crean un atmósfera mágica en la que sin duda es una de las mejores ciudades para pasar la Navidad.

Y sí, hace frío. Mucho.

Pero nada que un buen abrigo y un chocolate calentito no puedan solucionar. Y es que la pregunta es, más bien: ¿quién querría perderse una Navidad en Edimburgo? ;)

Qué ver y hacer (aparte de abrigarse)

En Edimburgo no faltan planes en Navidad. Y es que da igual que viajes solo o en pareja, con amigos o con tu familia: es imposible no contagiarse de la atmósfera festiva de la capital escocesa durante estas fechas.

Vayas donde vayas, la Navidad se hace notar. Estos son nuestras propuestas para aprovechar al máximo las fiestas en Edimburgo:

  • Disfrutar de la Feria de Navidad de Edimburgo: compuesta por varias atracciones, esta feria que se extiende en los alrededores de Princes Street y la Plaza de St. Andrews es el principal reclamo durante estos días. Incluye una noria gigante, un tiovivo, un laberinto y una pista de hielo (Ice Rink) en plenos Jardines de Princes Street.

Noria de Edimburgo

La gran noria de Princes St.
Fotografía: Katherine

  • Asistir a un concierto navideño en la Catedral de Saint Giles: no importa si eres religioso o no. La catedral de Edimburgo abre sus puertas a todos quienes deseen disfrutar de uno de los conciertos de su coro al calor de su precioso árbol de Navidad.

Santa Claus en Edimburgo

Unos Santa Claus muy escoceses.
Fotografía: Craig Murphy

  • Ver la decoración de las calles y comercios: la más espectacular es la de los grandes almacenes Jenner’s y House of Fraser (ambos en Princes Street).

Almacenes Jenner's en Navidad

Los almacenes Jenner’s en Navidad.
Fotografía: Caitriana Nicholson

  • Rodear el enorme árbol de Navidad de The Mound. ¿Sabías que este gran abeto es enviado todos los años desde Noruega, como un gesto de hermandad entre ambos países?
  • Sentirte como en una película al ver pasar el camión navideño de Coca Cola: ¿te acuerdas de ese típico camión rojo con luces y la cara de un Santa Claus de espesa barba blanca que sale en los anuncios de la marca? Pues hace una ruta por el Reino Unido todas las Navidades y por supuesto pasa por Edimburgo. Si quieres asegurarte de verlo, ve a Grassmarket el día 23 de noviembre por la tarde y, de paso, te tomas una cocacola gratis.

La Royal Mile nevada

La Royal Mile nevada. ¿Irreconocible, verdad?
Fotografía: Claire Knights

  • Atraviesa un túnel de luces en Street of Light: durante toda la Navidad, un tramo de la Royal Mile se convertirá en un pasadizo iluminado de lo más especial. Eso sí, hay que sacar la entrada con antelación.
  • Un calendario de adviento diferente: del 1 al 24 de diciembre, un edificio histórico de Edimburgo (algunos incluso permanecen cerrados el resto del año, por lo que es una buena oportunidad para conocerlos) abrirá sus puertas a los visitantes. Entre ellos, las City Chambers, la iglesia episcopal de St. John o el Mary King’s Close.

Apunta en el calendario: citas imprescindibles

  • 22 de noviembre, la Light Night: es este día cuando da comienzo, oficialmente, la Navidad en Edimburgo, con el encendido del iluminado callejero acompañado de música en directo y fuegos artificiales y de la mano de algún famoso local. El centro de la celebración está junto al árbol de The Mound, desde donde se da el pistoletazo de salida a la Navidad.
  • 29 de noviembre, Día de St. Andrews: el patrón de Escocia también cuenta con su propio día y, como no podía ser de otra forma, será la Plaza de Saint Andrew’s la que concentre la mayoría de celebraciones.
  • 13 de diciembre, la Great Santa Fun Run: la carrera más divertida del año es esta donde miles de Santa Claus de todas las edades, alturas y estilos corren por una causa benéfica. Si quieres apuntarte (la carrera tiene solo un par de kilómetros) puedes inscribirte en su web previo pago de 15 libras (7,5 libras para menores de 12 años y gratis para niños hasta 2 años, ¡pero tienen que ir vestidos de elfos!).

Santa's Run

¡Las mascotas también pueden participar en la Santa’s Run!
Fotografía: Craig Murphy

La entrada ya incluye el disfraz, así que merece la pena apuntarse por una buena causa.

  • 24 de diciembre, Nochebuena: es un día que los escoceses aprovechan para reunirse con los amigos en los pubs y cafés de la ciudad.
  • 25 de diciembre día de Navidad (Christmas Day): la mañana del día 25 los niños de Edimburgo están encantados de madrugar para abrir los regalos que Papá Noel ha dejado bajo el árbol. Es tradición que este día comas con amigos y familiares y regalarse las llamadas crackers, una especie de caramelo que contiene un pequeño regalo dentro. Cada persona tira de una mitad del cracker y quien se quede con la mayor parte, se queda con el regalo.
  • 26 de diciembre, Boxing Day: ¡comienzan las rebajas! Como en España no recibimos los regalos hasta el 6 de enero, puedes aprovechar para hacer unos cuantos encargos a los Reyes Magos en Edimburgo. Seguro que llegan a tiempo ;)

Desfile de Antorchas

El Desfile de Antorchas recorriendo las calles de Edimburgo.
Fotografía: This is Edinburgh

  • 30 de diciembre, el Desfile de Antorchas (Torchlight Procession): este es sin duda uno de los eventos más impresionantes que ver en Edimburgo en Navidad. Se trata de un desfile que tiene lugar el día 30 a última hora de la tarde, inspirado en las tradiciones vikingas. Desde el George IV Bridge, miles de personas encabezadas por una banda de gaiteros caminan portando artochas por la Royal Mile hasta llegar a Carlon Hill. Allí se pondrá fin a la celebración quemando un barco de madera entre fuegos artificiales. ¡Inolvidable!

Si quieres apuntarte debes sacar tu entrada (12.00 £) con antelación desde su web (www.edinburghshogmanay.com) y acudir a partir de las 14:00 horas el día 30 a West Parliament Square para recibir tu antorcha. El evento comienza a las 19:00 horas.

  • 31 de diciembre: ¡Hogmanay! El fin de año en Escocia tiene un carácter único en el mundo y adquiere tales dimensiones que merece capítulo aparte. Sigue leyendo: más adelante te lo contamos todo, todo.
  • 1 de enero, The Loony Dook (o cómo morir de frío): el primer día del año un grupo de valientes (o masocas, según se mire) se reúnen junto al fiordo de Forth para darse un bañito bien frío en sus aguas.

Mercados de Navidad

Son la mejor manera de llenar la maleta de regalos y, de paso, de entrar en calor con un buen chocolate, un vino especiado caliente (mulled wine) o, directamente, un whisky especiado, el Hot Toddy (¡los escoceses son así!).

Los mercados de Navidad en Edimburgo se abren a finales de noviembre y están hasta principios de enero.
Puesto del mercado de Navidad en Edimburgo

Un puesto del mercado lleno de objetos navideños.
Fotografía: Katherine

Estos son los mejores mercados navideños en Edimburgo:

European Christmas Market, un mercado navideño tradicional

Situado en los alrededores de la colina de The Mound y la Galería Nacional de Escocia, es el típico mercado de Navidad donde encontrarás puestos de comida, de artesanía y de juguetes y adornos navideños. Aunque hasta hace poco era conocido como “mercado alemán”, actualmente hay en él puestos procedentes de varios países, que recuerdan a los tradicionales mercados de Navidad del norte de Europa.

Mercado de Navidad en Edimburgo

Puestos del mercado de Navidad de Edimburgo.
Fotografía: Katherine

Scottish Market, una aldea de las Highlands

En este mercado, situado en los Princes Street Gardens, recrea un acogedor pueblo escocés donde se venden todo tipo de productos típicos de Escocia, desde prendas de tartán hasta la famosa ternera escocesa, cervezas locales y whisky, souvenirs y productos de artesanía.

Children’s Market, para los más pequeños

En la Plaza de Saint Andrews se instala todas las Navidades este espacio dedicado a los niños, donde pueden participar en juegos y talleres diseñados especialmente para ellos, pintarse la cara, hacer manualidades y sobre todo, ponerse los dientes largos con los cientos de juguetes que hay en sus puestos.

Juguetes en el Children's Market

Juguetes en el Children’s Market.
Fotografía: Katherine

Estos mercados abren en torno a las 10:00 horas y cierran sobre las 22:00, por lo que están abiertos todo el día para quien quiera acercarse a curiosear entre sus puestos o a comer o cenar allí.

Por otra parte, puedes comprar adornos navideños durante todo el año en dos tiendas de la Royal Mile especializadas en la Navidad: Ye Olde Christmas Shoppe y The Nutcracker Christmas Shop. Eso sí, prepara el bolsillo, porque el precio medio de un adorno para el árbol es, de media, de unas 10 libras.

Nochevieja en Edimburgo: ¡bienvenidos al Hogmanay!

En Escocia el fin de año no se celebra un día, sino varios. Y no se llama Nochevieja, sino Hogmanay. Pero, ¿qué es el Hogmanay?

Pues nada menos que una tradición con varios siglos de historia que la bienvenida al Año Nuevo con una serie de festejos que incluyen el desfile de antorchas del que te hablamos antes; conciertos y fuegos artificiales seguidos por una enorme fiesta celebrada en torno a Princes Street, la Street Party, y, para rematar, un baño muy refrescante en el fiordo de Forth, el Loony Dook ya mencionado.

Fuegos artificiales para la bienvenida al año nuevo

Fuegos artificiales para recibir el año nuevo.
Fotografía: Laurence Arnold

Los planes para terminar el año son, por tanto, numerosos y es difícil escoger a cuál apuntarse: no te pierdas The Old Town Ceilidh, los antiguos bailes gáelicos que se hacen el día 31 (en High Street y Parliament Square), el Concert in the Gardens (que forma parte de la fiesta nocturna Street Party, y para el que hay que sacar entrada previamente) o el Candlelit Concert de la Catedral de Saint Giles.

Y es que la fiesta de Nochevieja de Edimburgo atrae cada año a más de 100.000 visitantes, que acuden a la ciudad para conocerla en uno de sus mejores momentos. Sin duda, junto con el Military Tatto que se celebra durante el Festival en agosto, las celebraciones de Hogmanay son el evento más espectacular que se puede disfrutar en Edimburgo.

Si quieres conocer todos los detalles, información práctica, planes y cómo sacar las entradas para cada evento, echa un vistazo a nuestro artículo sobre el Hogmanay en Edimburgo.

El día después: Año Nuevo en Edimburgo

Recuerda que este día se celebra el Loony Dook en South Queensferry, junto al fiordo de Forth:

The Loony Dook

No todo el mundo pasa frío en The Loony Dook ;)
Fotografía: Kristian Dela Cour

Además, con la resaca de las celebraciones de Nochevieja todavía a cuestas, el 1 de enero en Edimburgo comienza con Scot:lands: se trata de una gymkana por toda la ciudad, a la que puedes apuntarte gratis para descubrir en 11 paradas distribuidas por la Old Town diferentes eventos culturales relacionados con Edimburgo.

Debes inscribirte con antelación en la web del Hogmanay y acudir el día 1 al punto de inicio (situado en The Old College, South Bridge) con tu ticket impreso.

Hay dos grupos: el que comienza a las 12:30 y el que comienza a las 14:00 horas, por lo que tendrás que estar allí unos minutos antes y te indicarán cuál es tu primera parada del día; al llegar a ella, te dirán la siguiente, y así sucesivamente hasta las 17:00 horas, cuando finalizan los distintos eventos. Seguro que pasarás un día de lo más divertido a través de la música o el teatro y conociendo Edimburgo de una forma diferente.

Niños: ¿qué hacer con ellos en Navidad?

Si vas a pasar la Navidad a Edimburgo y viajas con niños, tienes que hacer una visita a la zona de Princes Street, donde todos los años por estas fechas se instala Santa’s Village, un espacio de juegos y atracciones de donde te costará bastante sacarlos.

¿Qué encontrarás aquí?

Tiovivo en Edimburgo

El colorido tiovivo.
Fotografía: Katherine

  • Un tiovivo de los clásicos, con sus típicos caballitos de colores.
  • La gran noria de Edimburgo (Big Wheel), a la podéis subir en familia (cada cabina tiene espacio para 6 personas) y disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad. Si coincide que ha nevado, la experiencia será inolvidable.

Pista de hielo en Edimburgo

La pista de patinaje sobre hielo instalada todas las Navidades.
Fotografía: Craig Murphy

  • Una pista de patinaje sobre hielo, el Edinburgh’s Ice Rink. Puedes alquilas los patines allí mismo y lanzarte a la pista para sentirte como un habitante más de Edimburgo.
  • Las sillas voladoras de Star Flyer. Esta atracción se eleva casi 60 metros sobre Edimburgo y te permite “columpiarte” sobre la ciudad a 360 grados y girando sin parar. Montar es bastante divertido, pero no recomendable para quienes se marean con facilidad (y se requiere una altura mínima de 1,20 metros).
  • Helter Skelter, un tobogán circular del estilo de las antiguas ferias, y el tren de Santa Claus, que recorre todos los lugares de interés de la feria de Navidad y que incluye también el acceso a Santa’s Grotto, donde los niños pueden entrar a visitar al viejo Papá Noel y pedirle regalos y tirarle un poco de la barba (un clásico).
  • También puedes perderte por el Christmas Tree Maze, un árbol de Navidad convertido en laberinto donde los niños se lo pasan de lo lindo. Si conseguís llegar a la salida, los ayudantes de Santa Claus tendrán preparado un premio para los más pequeños.

Tradiciones y curiosidades de la Navidad en Escocia

Hasta mediados del siglo XX, el día de Navidad era laborable en Escocia. Esta costumbre se había mantenido desde el siglo XVII, cuando el Parlamento prohibió las celebraciones navideñas en el país por considerarlas paganas. Cuando esta prohibición fue definitivamente derogada en 1958, los escoceses se desquitaron y comenzaron a festejar la que sin duda es una de las Navidades más espectaculares de Europa, en gran parte gracias al Hogmanay.

  • ¿Qué se cena en Navidad en las casas escocesas? Lo más común, aparte del omnipresente haggis, es tomar algún plato consistente de carne como pavo o ternera, acompañado por neeps and tatties. De postre, el black bun, una especie de puding de frutas.
  • La noche del 31 de diciembre, es costumbre darse las manos tras las campanadas y entonar una canción popular llamada Auld lang syne, inspirada en un poema de Robert Burns.

Cantando Auld lang syne

Un grupo de escoceses cantando Auld lang syne.
Fotografía: Alex Slaven

  • Aunque no te sepas la letra, seguro que la melodía te sonará familiar y si te encuentras en la necesidad de cantarla rodeado de escoceses, siempre puedes hacer un poco de playback. Por si acaso, aquí va una pequeña ayuda con el estribillo:

For auld lang syne, my dear For auld lang syne
We’ll tak a cup o kindness yet, For auld lang syne!

  • Hay otra tradición muy curiosa en Escocia para el mismo momento: se trata del first-footing, una especie de ritual en el que el primer hombre que cruce la puerta de la casa tras las campanadas, determinará la suerte de la familia para el próximo año. Preferiblemente, debe ser un amigo o familiar que no viva habitualmente en la casa, y que entre a ella por primera vez en esa noche (no vale hacer trampas y salir desde el interior y volver a entrar). Es muy habitual que este first-footer lleve consigo algún regalo (whisky, dulces o pan) que simbolice la prosperidad económica.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter