Castillo de Stirling

Dirección: Stirling Castle, Castle Esplanade, Stirling.

El Castillo de Stirling en Escocia está situado en la parte más alta de Stirling, dominando el casco antiguo de la que es una de las ciudades medievales más hermosas de Escocia.

Sorprende en directo, por su gran tamaño y emplazamiento privilegiado que le confiere unas fantásticas vistas de los alrededores y, sobre todo, por haber protagonizado algunos de los episodios más importantes de la historia de Escocia.

Visita el Castillo de Stirling con guías locales en español desde Edimburgo

Historia del Castillo de Stirling: el bastión de los Estuardo

La historia del Castillo de Stirling nos remonta hasta la Edad Media, pues sus primeros edificios fueron construidos en el siglo XII. Pero el complejo del castillo se amplió varias veces en siglos posteriores por todos los miembros de la familia Estuardo, la dinastía reinante en Escocia entre los siglos XIV y XVII. La gran entrada es el elemento más reciente, pues se construyó ya fuera del dominio de los Estuardo, en el siglo XVIII.

Los reyes Estuardo lo convirtieron en una de sus grandes fortalezas e incluso en residencia real durante ciertos períodos, lo que nos da la pista de su relevancia a lo largo de la historia escocesa.

Escenario de Braveheart

Hay dos grandes acontecimientos que contaron con el Castillo de Stirling como escenario de fondo: el primero es la batalla del Puente de Stirling en 1297, en la que William Wallace se alzó victorioso frente a los ingleses. Esta es la famosa batalla que aparece en la película Braveheart, pero que no se rodó en un puente por cuestiones de presupuesto.

El segundo es la batalla de Bannockburn en 1314, también por la independencia de Escocia, en la que Robert The Bruce derrotó de nuevo a las tropas inglesas.

Como verás, la historia de Escocia ha estado marcada durante unos cuantos siglos por las guerras de independencia frente a Inglaterra, y esos episodios se ven reflejados en la propia historia del Castillo de Stirling.

De hecho, la última batalla por el Castillo de Stirling la librarían los jacobitas ya en el siglo XVIII, que atacaron el castillo en un último intento de restaurar a los Estuardo en el trono, pero que serían derrotados de forma definitiva por los ingleses.

¿Qué ver en el Castillo de Stirling? ¿Cómo es el interior?

Con todos estos acontecimientos en mente, vamos a adentrarnos en el interior del Castillo de Stirling.

Para verlo en detalle necesitaríamos casi un día entero, y como suponemos que no dispondrás de tanto tiempo en tu viaje (sobre todo si tienes idea de ver en el mismo día otros lugares de Stirling, como el Monumento a William Wallace) debajo te contamos cuáles son sus estancias más bonitas y los puntos de interés principales.

El Gran Hall

El Gran Hall del Castillo de Stirling es el mayor salón de banquetes construido nunca en un castillo escocés. Utilizado para grandes fiestas y celebraciones, impresionan su tamaño y su techo intrincado de madera. Al fondo, frente a una gran chimenea, verás el lugar donde se sentaban los reyes; si te resulta austero, recuerda que en su día sus paredes estuvieron pintadas del color dorado característico de la realeza.

La Capilla Real

Junto al Gran Hall se encuentra la Capilla Real del Palacio de Stirling, construida en apenas unos meses para el bautizo del primogénito de Jacobo VI, el príncipe Enrique. El banquete de este bautizo, por cierto, se celebró en el Gran Hall y fue un gran acontecimiento para la época.

Esta capilla fue uno de los primeros templos protestantes construidos en Escocia y, pese a su arquitectura sencilla y poco ornamentada, posee un valioso friso en madera obra de Valentine Jenkin, donde aparecen representados los emblemas de la corona escocesa.

Además, la capilla del Castillo de Stirling es un lugar muy significativo para la historia del país, pues aquí fue coronada María Estuardo como reina de Escocia.

El Palacio Real de Stirling

El Palacio Real es una de las zonas más sorprendentes del Castillo de Stirling. No solo fue el primer palacio renacentista del Reino Unido, sino que a día de hoy continúa siendo uno de los más suntuosos.

Alberga los apartamentos del rey y de la reina, con sus respectivos dormitorios (restaurados en el año 2011 para devolverles un aspecto lo más fiel posible a los originales). Tampoco te pierdas el lujoso salón del trono y su maravilloso tapiz del unicornio, emblema de la casa real escocesa.

Los tapices del Castillo de Stirling…

En el Palacio Real del Castillo de Stirling podemos contemplar la reproducción de siete tapices hechos a mano que decoran el Salón de la Reina; inspirados en el episodio de la caza del unicornio tan típicamente medieval.

…y la Galería de las Cabezas

Dentro del Palacio Real se encuentra una de las curiosidades del Castillo de Stirling, la Galería de las Stirling Heads (Galería de las Cabezas), una serie de rostros tallados en roble sobre grandes medallones, que representaban a monarcas escoceses pero también personajes bíblicos, mitológicos y de la nobleza romana, y que se utilizaban para decorar los techos del Palacio Real de Stirling.

En el siglo XVIII, las cabezas de Stirling sufrieron varios ataques y acabaron desperdigadas por varios lugares del país, pero con el tiempo se fueron recuperando y volviendo a reunir en la planta superior del palacio, donde hoy podemos entretenernos adivinando quién es quién.

Si no tienes mucho tiempo para visitar el Castillo de Stirling, nosotros te aconsejamos centrarte en estas tres partes, que son las más importantes.

Pero si vas a pasar más tiempo en el castillo, también puedes visitar otros espacios:

Las antiguas cocinas del Castillo de Stirling

Situadas en un semisótano al que se accede desde el lateral de las murallas, las cocinas del Palacio de Stirling nos permiten hacernos una idea del aspecto de las cocinas medievales y conocer cómo se preparaba un gran banquete real gracias a los maniquíes que ambientan la escena.

Los jardines de la reina Ana

Si visitas el Castillo de Stirling en un día soleado merece la pena dar un paseo por los tranquilos jardines de la reina Ana, un remanso de paz custodiado por un haya de más de dos siglos junto a la que se obtiene una preciosa vista del casco antiguo de Stirling. Encontrarás los jardines nada más pasar la entrada principal del castillo, a la izquierda.

El museo Argyll & Sutherland Highlanders in their Regimental

El Castillo de Stirling cuenta con un museo interesante si eres aficionado a la historia militar; se trata de un pequeño museo dedicado a un regimiento del ejército escocés, el Argyll and Sutherland Highlanders Regiment, que tuvo su sede en el Castillo de Stirling durante casi un siglo.

Una de las cosas que nos gustan del Castillo de Stirling es que, a diferencia de otros castillos, todas las salas poseen carteles explicativos que te ayudan a recorrer la exposición entendiendo en detalle lo que estás viendo, y aunque siempre es más completo visitarlo de la mano de un guía, lo cierto es que puedes ver el Castillo de Stirling por libre sin problemas. En algunas de sus salas encontrarás incluso actores caracterizados como personajes de época.

Las vistas desde el Castillo de Stirling: lo mejor de la visita

Durante siglos se dijo que quien dominaba el Castillo de Stirling dominaba Escocia, y es que no hay más que asomarse desde las murallas del castillo para apreciar la impresionante panorámica de los alrededores.

Desde el Castillo de Stirling hay una buena vista del Monumento a William Wallace y de las tierras de los alrededores a varios kilómetros de distancia.

Te invitamos a recorrer la muralla para disfrutar de las vistas desde distintos ángulos (y si viajas a Edimburgo con niños, seguro que les hará gracia ver los cañones que custodian las murallas, construidos para defender el castillo de los ataques jacobitas que mencionamos antes).

¿Sale el Castillo de Stirling en Juego de Tronos y Outlander?

Aunque muchos piensan que el Castillo de Stirling es uno de los escenarios del rodaje de Juego de Tronos, lo cierto es que se trata de una confusión. Fue otro castillo cercano a Stirling, el Castillo de Doune, el que se caracterizó en el rodaje como Invernalia, hogar de los Stark, en el primer capítulo de la serie. Concretamente, se rodaron varias escenas en los exteriores y algunas en el interior, como la del banquete de bienvenida que los Stark brindan al rey Robert Baratheon.

Lo mismo sucede con la serie Outlander; fue el Castillo de Doune, y no el Castillo de Stirling, el lugar del rodaje que dio vida al Castillo Leoch, hogar del clan MacKenzie al que llega Claire, la protagonista.

Comprar entradas al Castillo de Stirling: ¿reservar tickets con antelación?

Lo cierto es que el Castillo de Stirling es uno de los monumentos más visitados de Escocia y, en algunos momentos del año, la afluencia de turistas es considerable y tendrás que hacer cola para sacar las entradas al castillo.

Una opción muy recomendable si vas a viajar por Escocia durante varios días es comprar la Explorer Pass, una tarjeta turística que incluye la entrada a varios castillos, entre ellos el Castillo de Stirling. Te aconsejamos que eches un vistazo a nuestro artículo sobre la Explorer Pass Escocia para valorar si te merece la pena o no hacerte con ella.

Y si vas a estar pocos días en Escocia pero no quieres perderte la visita al Castillo de Stirling, te esperamos en nuestra excursión a Stirling desde Edimburgo (con salida también desde Glasgow), en la que también visitamos el Monumento a William Wallace.

¿Cuánto dura la visita del Castillo de Stirling?

Lo ideal es combinar la visita al Castillo de Stirling con otras visitas en la zona, como la del cercano Monumento a William Wallace.

Teniendo en cuenta cuánto tiempo se tarda en ver el Castillo de Stirling podrás planificar el resto del día si vas a visitar Stirling por tu cuenta, ya que, como te comentamos, merece la pena ver algunas cosas más allí además de su famoso castillo.

El Castillo de Stirling puede visitarse en una hora y media (un par de horas si quieres verlo a fondo), y te aconsejamos que sea la primera visita del día.

¿El Castillo de Stirling es accesible en silla de ruedas o con carrito de bebé?

Sí, en su mayor parte, aunque para acceder a algunas zonas hay escaleras (como las cocinas) y algunas partes de los patios exteriores están pavimentadas con piedras.

Cómo llegar al Castillo de Stirling

  • A pie: una vez en Stirling, llegar hasta el castillo es sencillo; desde el centro histórico tan solo tienes que subir andando hacia Castle Hill, la colina elevada donde se sitúa el castillo. Pasarás junto a una iglesia muy llamativa, la Church of the Holy Rude, y, unos metros después, verás el acceso al Castillo de Stirling.
  • En coche: si vas a visitar el Castillo de Stirling con tu propio coche, puedes dejarlo en el parking que hay junto a la entrada (que cuesta 4 £), pero ten en cuenta que solo se permite dejar el coche cuatro horas, y que como el castillo es uno de los monumentos más visitados de Escocia, el parking suele estar siempre lleno. Mejor madrugar bastante para poder aparcar o si no, subir a pie o en el autobús.
  • Con Guías Nómadas: visita el Castillo de Stirling y el Monumento a William Wallace, además del Parque Nacional de los Trossachs y el Lago Katrine en un solo día de la mano de nuestros guías en español. Tenemos los mejores guías de Escocia y pasarás un día fantástico conociendo estos lugares únicos en grupos reducidos exclusivamente en español (con salida desde Edimburgo o desde Glasgow). ¡Te esperamos!

Precio de la entrada al Castillo de Stirling (2020)

  • Adultos (16-59 años): 15 £
  • Mayores de 60 años: 12 £
  • Niños (5-15 años): 9 £
  • Menores de 5 años: gratis
  • Explorer Pass Escocia: gratis

Horario del Castillo de Stirling (2020)

Abierto todos los días* con horario variable según temporada:

  • Abril-septiembre: de 09:30-18:00 horas (última entrada a las 17:15).
  • Octubre-marzo: de 09:30-17:00 horas (última entrada a las 16:15).
  • Abierto el 1 de enero de 11:00-17:00 horas.

*Cerrado 25 y 26 de diciembre.