Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

Dirección: 75 Belford Road, Edimburgo.
Cómo llegar:
• A pie desde Dean Village por el Water of Leith.
•Autobús: nº 13.

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno de Edimburgo (Scottish National Gallery of Modern Art) alberga la colección de arte moderno y contemporáneo más importante de Edimburgo, y una de las principales del Reino Unido, con obras de artistas como Dalí, Picasso o Magritte.

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno.

Orígenes

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno nació en los años 60 del siglo XX, aunque en una ubicación distinta a la actual, en el Real Jardín Botánico de Edimburgo.

Veinte años después, la colección, que incluye obras comprendidas entre principios del XX hasta la actualidad, se trasladó a los terrenos donde hoy podemos verla, convirtiéndose en uno de los mejores museos de la ciudad (más de 350.000 personas lo visitan todos los años).

Está repartida entre dos edificios: Modern Art One y Modern Art Two. Estos dos edificios que componen el museo también tienen su historia detrás: mientras que la Modern Art One está ubicada en un edificio de estilo neoclásico que funcionó como orfanato durante la época victoriana, la Modern Art Two, también conocida como Dean Gallery, ejerció como hospital para niños huérfanos durante el siglo XIX. Pero no os preocupéis: aunque todo esto os recuerde a cierta película de Amenábar… no dan miedo.

Dos galerías, una colección

La colección de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno no es muy amplia, aunque sí muy buena. Visitarla no os llevará más de una hora, y merece la pena.

  • En la Modern Art One encontraréis una buena muestra del arte francés, ruso y sobre todo británico de comienzos y mediados del siglo XX, con obras de Francis Bacon, Andy Warhol, Picasso o Matisse. El cubismo y el expresionismo son los movimientos estéticos que predominan en esta parte de la galería, que además contiene la mayor muestra de arte moderno escocés del país. Son especialmente interesantes las muestras de Pop Art y del arte de Posguerra.

Cuadro Picasso

La colección incluye algunos cuadros de Picasso, como este de la serie de desnudos del pintor.

  • En la Modern Art Two podréis ver obras representativas del dadaísmo y del surrealismo, con una importante presencia de Dalí, Miró y Picasso. Aquí se organizan las exposiciones temporales y el fascinante estudio de Eduardo Paolozzi, del que os hablaremos a continuación.

Además de visitar las colecciones permanentes (cuya entrada es gratuita), podéis echar un vistazo a los exposiciones temporales que suele organizar la galería. Estas sí son de pago, pero suelen ser bastante interesantes.

El estudio de Eduardo Paolozzi

Uno de los elementos más curiosos de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno es la recreación del estudio en Londres del escultor escocés de origen italiano Eduardo Paolozzi.

El estudio de Paolozzi.

El estudio de Paolozzi.

Apenas unos cuantos metros cuadrados donde se acumulan bocetos, esculturas, bustos y todo tipo de artefactos de lo más variopinto y con tintes claramente futuristas. Una auténtica locura creativa a la que uno podría quedarse asomado durante horas, pues el estudio está tan abarrotado de curiosidades de todos los estilos que no se sabe dónde mirar.

Podéis, además, contemplar parte de la obra de Paolozzi en las galerías, a las que cedió un buen número de esculturas y dibujos.

Los jardines y algo más

Cuando te acercas a la entrada a la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno, lo primero que sorprende son sus jardines, que forman parte intrínseca del museo. Un enorme cartel luminoso, obra de Nathan Coley, anuncia ” There will be no miracles here” (“Aquí no habrá milagros”).

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

Los jardines de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno.

Quizás la parte más reconocible de los jardines sea el montículo con lagunas de Charles Jencks, conocido como Landform, que en 2002 desarrolló frente a la galería este proyecto de renovación paisajística que le valió a la galería el Premio Gulbenkian.

Un laberinto en los jardines

Un laberinto en los jardines de la galería.

También encontraremos, repartidas por diferentes rincones de los jardines, obras de escultores famosos como Henry Moore, Barbara Hepworth o Hamilton Finlay.

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno se encuentra muy cerca de la zona de Dean Village, por lo que podéis aprovechar para visitar ambos lugares en un mismo día. De hecho, si seguís el camino del Water of Leith, veréis las indicaciones hacia el museo.

Aunque parezca un poco absurdo, una de las cosas que nos llamó la atención en el museo fueron los baños… ¡así de originales!

Baños de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

Los baños de la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno también son especiales :P

Por cierto: en la cafetería de la Modern Art Two no se come nada mal y los precios son bastante razonables. Pero lo mejor (aparte de la enorme escultura “Vulcan” de Paolozzi que preside el centro) es su repostería casera.

La Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno

En la cafetería de las galerías se encuentra este robot bautizado como Vulcan, de varios metros de altura.

Si tenéis tiempo, os recomendamos aprovechar para tomar un café o un té acompañado de alguno de sus dulces. ¡El brownie de chocolate belga es delicioso! La cafetería abre a diario de 10:00 a 16:30 horas.

Horario:
  • Domingo a miércoles de 10:00-18:00 horas y jueves a sábado de 10:00-19:00 horas (agosto).
  • Lunes a viernes de 10:00-17:00 horas (resto del año).
  • Cerrado el 25 y el 26 de diciembre.
Precio:
  • Colección permanente: entrada gratis.
  • Exposiciones temporales: precio variable.